Boca Juniors en la web de hinchas de Boca Juniors.

con alma bostera

Crear artículo

Antes de crear un nuevo artículo, accedé al buscador y comprobá que no tenemos el artículo que intentás crear. Si no existe crealo y si ya existe podés editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indicá el motivo por el que querés denunciar el artículo

Por favor, copiá y pegá el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

con alma bostera

Enviar a un amigo

Todos los domingos

tengo una cita especial

a mi equipo del alma

voy a alentar.


Se almuerza y una vez,

finalizado el café,

al Campeón del Mundo

nos vamos a ver.


Adiós vieja,

quedate tranquila y sin miedo,

que nada malo pasará,

a la noche aquí vuelvo.


Me calzo el gorrito bostero,

enciendo la radio,

escuchamos la previa

camino al Estadio.


Alguna risa

por las palabras de Fantino,

o atención a Leto,

analizando el partido.


La Boca histórica,

pintoresca y ida,

con sus viviendas de chapa

tan conocidas.


Caminito, vuelta de Rocha,

el río y los puentes,

artistas callejeros

y el tango siempre presente.


Como no nombrar

el Museo de Pinturas “Quinquela Martin”,

obras mágicas

que perduran.


Y por sobre todo brilla

gigante y majestuoso,

el templo de la Boca,

mucho más que un coloso.


La gloriosa Bombonera,

del fútbol catedral,

casa del Diego,

y cuna de talentos sin igual.


Se oyen ya los gritos

de guerra y de aliento,

los papelitos comienzan

a volar con el viento.


La Doce hace su entrada

agitando las banderas,

de azul y oro se tiñen

las gradas de la Bombonera.


El bombo y los trapos

se despliegan una vez más,

la hinchada más fiel

que no deja de gritar.


Empiezan los cantos contra River,

las gallinas,

hijos nuestros,

los más amargos de Argentina.


El aliento que aumenta

y de repente la explosión,

sale al campo el equipo

que llevo en el corazón.


Sesenta mil personas

hoy te venimos a ver,

ponga huevos xeneizes

que no podés perder.


Poco importa si juega

Córdoba o Guillermo.

No interesa si vendimos

o no a Palermo.


Porque para el hincha

los es siempre adelante,

transpirar la camiseta

es lo más importante.


Ay Boquita de mi vida,

Boca de mi alma,

por vos muchas tardes

lloré perdiendo la calma.


Por vos fui capaz

de las cosas más locas,

todo por seguirte,

porque te quiero Boca.


Te alentaré por siempre

de visitante y local,

desde cualquier punto,

platea o popular.


En todas las canchas

donde juguemos

hasta el final del partido

te alentaremos.


Domingo a domingo

se repite la gran fiesta,

y el resultado del encuentro

no me molesta.


Porque te quiero

y nunca te abandonaré

aún en las peores

campañas juro no te dejaré.


Y eternamente agradecido

a mi viejo estoy,

por haberme hecho del más grande,

bostero soy.


A todos lados iré,

festejando y haciendo barullo,

mostrando tus es,

defendiéndolos con orgullo.


Y hasta la muerte

cantando xeneizes a ganar.

la mitad mas uno,

el pueblo y el carnaval.


Boca, te llevo en el alma

y cada día te quiero más.

Página creada por luchodesgo

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU