Boca Juniors en la web de hinchas de Boca Juniors.

historia del superclasico boca river

Crear artículo

Antes de crear un nuevo artículo, accedé al buscador y comprobá que no tenemos el artículo que intentás crear. Si no existe crealo y si ya existe podés editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indicá el motivo por el que querés denunciar el artículo

Por favor, copiá y pegá el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

historia del superclasico boca river

Enviar a un amigo

Superclásico del fútbol argentino El Superclásico en la Bombonera. El Superclásico en el Monumental.

El Superclásico del fútbol argentino es el partido que enfrenta a los dos equipos de fútbol más populares del país:[1] Boca Juniors y River Plate

Este espectáculo deportivo concentra la atención de las grandes masas no sólo en Argentina, sino en muchos países del mundo. Es reconocido por muchos por la pasión expresada por parte de los aficionados tanto durante el partido como en la previa.[2] Según periódico inglés The Observer el Superclásico se encuentra entre los 50 espectáculos deportivos que hay que ver antes de morir,[3] mientras que para el también británico The Sun es la "experiencia deportiva más intensa del mundo".[4]

Esta rivalidad comenzó a principios del siglo XX, cuando dichos clubes compartían el barrio de la Ribera. Ha sobrevivido a numerosos capítulos que quedaron en la historia del deporte argentino, tanto positivos como negativos.[5]

Contenido [ocultar]
  • 1 Reconocimiento internacional
  • 2 Historia
    • 2.1 Principales alegrías riverplatenses
    • 2.2 Principales alegrías boquenses
    • 2.3 Episodios negativos
      • 2.3.1 Tragedia de la "Puerta 12"
  • 3 Máximas goleadas
  • 4 Goles más rápidos de los superclásicos
  • 5 Historial estadístico de los Superclásicos
  • 6 Goleadores
  • 7 Los que más partidos oficiales jugaron
  • 8 Referencias
  • 9 Bibliografía
  • 10 Enlaces externos

Reconocimiento internacional [editar]

Para señalar su gran relevancia mundial, es importante destacar una encuesta realizada por el diario inglés "The Observer". Con motivo de su 50 aniversario este periódico decidió consultar a expertos del deporte sobre un evento que consideren apasionante. El editor de la revista "World Soccer Magazine" fue el elegido para el fútbol y describió este encuentro como "insuperable por ningún otro en el mundo por su pasión e intensidad". En el artículo comenta que ha tenido la oportunidad de verlo en el estadio xeneize. Asimismo, añadió al Clásico español (FC Barcelona-Real Madrid), al derbi de la ciudad de Milán, (Inter-AC Milán), al escocés (Glasgow Rangers-Celtic Football Club) y al turco (Fenerbahçe SK-Galatasaray SK) como eventos de similiar atracción en el resto del mundo, además de destacar al Derbi del Cairo egipcio Zamalek-Al-Ahly como el más importante de África.[6]

En España es tal la importancia que se le otorga que, aprovechando la ausencia de fútbol local, el clásico del 8 de octubre de 2006 (finalizado con un marcador de 3 a 1 a favor de River Plate) fue transmitido en vivo y en directo a través de "Radio Marca", una de las radios deportivas más importante de ese país.

Historia [editar]

River y Boca nacieron en una cuna en común, el barrio porteño de La Boca, y se fueron haciendo grandes de a poco, entre dificultades y carencias. Sin embargo, la tenacidad de sus jóvenes integrantes pudo más y ambos llegaron a ser los colosos que son hoy en día.

El clásico arrancó el 24 de agosto de 1913 y se impuso el equipo millonario por 2 a 1. Igualmente, es conveniente dejar la puerta de la información entornada y no descartar la aparición de algún otro clásico previo a ese de 1913. La historia suele dar este tipo de sorpresas. Fue en el estadio de Racing Club de Avellaneda y tuvo una importancia mayúscula, ya que se trató del primer partido oficial disputado entre ambos. Cándido García y Antonio Ameal Pereyra, dos figuras del amateurismo rojiblanco, anotaron los goles de la victoria por 2-1, mientras que Marcos Mayer señaló el auriazul.

Principales alegrías riverplatenses [editar]

A continuación se listan los detalles de los encuentros recordados felizmente por la parcialidad millonaria, entre los que se destacan llevarse el partido con más goles, ser el primero en ganar en enfrentamientos internacionales y haber dado la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival, entre otras. Además, cuenta con el máximo goleador de los superclásicos, Ángel Labruna, con 22 (16 en partidos oficiales y 6 en amistosos).[7]

  • Los superclásicos suelen tener un condimento especial por cualquier circunstancia que los rodee. Cuando alguien se encuentra sin chances de luchar por el título, se suele decir que este partido sirve para "salvar el año", lo que significa que salir victorioso le daría cierta "impunidad" a la hora de las discusiones. El primero en conseguir ese preciado objetivo fue River, cuando el 19 de noviembre de 1933 lo derrotó por 3-1, resultado que le impidió al conjunto boquense asegurarse el título, el cual terminaría en manos de San Lorenzo de Almagro.
  • La máxima goleada de River en el profesionalismo ocurrió el 19 de octubre de 1941, partido en el que la famosa "La Máquina" le propinó un 5-1 a su eterno rival, con goles de José Manuel Moreno, Ángel Labruna, Adolfo Pedernera y dos de Aristóbulo Deambrossi.
  • El 8 de noviembre de 1942, los millonarios logran un empate 2-2 en la Bombonera que les significa el campeonato tras ir en desventaja 2-0 al finalizar el primer tiempo. River dió la vuelta olímpica en la cancha de su eterno rival tras empatar con dos goles de Pedernera.
  • El 8 de diciembre de 1955, River se consagra nuevamente campeón en la Bombonera, tras ir perdiendo 0-1 en el primer tiempo, da vuelta el partido en dos minutos con goles de Labruna y Zárate, cuando faltaban menos de 20 minutos para los 90 reglamentarios.
  • El 10 de febrero de 1966 se enfrentaron por primera vez por una copa internacional. Fue en la Copa Libertadores de América, donde River consiguió alzarse con la victoria: 2-1 en el Monumental.
  • Entre todos los clásicos, quizás el que se recuerda con mayor admiración por sus repentinos cambios de rumbo fue el que jugaron en cancha de Vélez Sársfield el 15 de Octubre de 1972. River empezó ganando 2-0 y el partido parecía encaminarse a una goleada riverplatense histórica. Sin embargo, una gran remontada de Boca puso el partido 4-2 para el xeneize y el mundo boquense era una fiesta. Faltando poco para el final, River logró poner el partido 4-4, y ya en tiempo de descuento, Carlos Morete puso el 5-4 para los millonarios en el superclásico con más goles de la historia.
  • El 9 de noviembre de 1977, en la Bombonera se terminaba el Metropolitano de 1977 y River era el único puntero llegada la penúltima fecha. Boca se adelantó por medio de Vicente Pernía apenas empezado el partido, pero River lo empató con un penal de Daniel Passarella y lo terminó ganando en el último minuto con gol de Pedro González después de una corrida de 40 metros. River se consagraría campeón en la fecha siguiente.
  • El famoso partido recordado como el de la "pelota naranja" es el del 6 de abril de 1986, el gran día de Norberto Alonso, quien tras anotar 2 goles con una pelota de ese le dio el triunfo a River. El equipo de Núñez había logrado el título en la fecha anterior y antes de comenzar el partido dio una vuelta olímpica reducida, para evitar incidentes, en el estadio de su eterno rival.[8] [9] [10]
  • El 22 de noviembre de 1987 River remontó un partido impensado. Omar Palma falló un penal y más tarde Boca se pondría 2-0, con dos goles de Jorge Rinaldi. Pero en el segundo tiempo lo dio vuelta para ponerse 3-2 a poco de finalizar el encuentro, con gol del mismo Omar Palma. Al final del partido el árbitro cobró un penal en favor de Boca, y dictaminó que luego de ser pateado marcaba el final del partido. El tiro desde los doce pasos lo ejecutó Jorge Comas y lo erró, pasando la pelota por encima del travesaño.
  • El 11 de diciembre de 1994, River, dirigido por Américo Gallego y que se consagraría como campeón invicto, se dio el gusto de darle a Boca uno de las mayores exhibiciones de la historia en la Bombonera derrotándolo por 3-0 con goles de Ariel Ortega, Marcelo Gallardo y Enzo Francescoli. Con esa victoria, el conjunto millonario casi se aseguró el título al obligar a su único rival en la lucha por el Apertura de 1994, San Lorenzo de Almagro, a ganar un partido pendiente frente a Newell's. Finalmente San Lorenzo perdería el encuentro, consagrándose entonces automáticamente a River como campeón.
  • El 23 de marzo de 1997 se dio otro clásico de resultados cambiantes. Boca vencía claramente a River en el Monumental por 3-0 en el primer tiempo. Incluso Roberto Bonano le atajó un penal a Roberto Pompei cuando las cosas estaban 2-0 y Diego Latorre perdió varias ocasiones favorables para aumentar la diferencia. Cuando finalizaba el primer tiempo, Sergio Berti conseguía un estimulante descuento para River. La reacción definitiva llegaría en el segundo tiempo a través de un contragolpe de Facundo Villalba y finalizaría con un cabezazo sobre el final de Celso Ayala. El duelo terminó 3-3 e incluso el mediocampista Leonel Gancedo desperdició una clarísima oportunidad de ponerse 4-3.
  • El 10 de marzo del 2002, River volvió a ganar en la Bombonera luego de 8 años sin triunfos como visitante. Con Ramón Ángel Díaz como director técnico, el conjunto de Núñez venció sin problemas 3-0 con una recordada "vaselina" del lateral izquierdo Ricardo Rojas y sacó una ventaja decisiva sobre Boca para el resto del torneo.
  • El 16 de mayo de 2004 River, que llegaba al partido dos puntos por debajo de Boca, gana en la Bombonera 1-0 con gol de Fernando Cavenaghi. El partido le dio a River una ventaja que lo llevaría a ser campeón.
  • El penúltimo de los superclásicos millonarios se disputó el 8 de octubre de 2006. Boca venía de ganar todo, era el máximo favorito por su gran momento y el mal momento de River. Sin embargo, las grandes actuaciones del juvenil Gonzalo Higuaín, quien convirtió un gol con el taco de su pie derecho y otro eludiendo al arquero Aldo Bobadilla, y del santafesino Fernando Belluschi, que habilitó a Ernesto Farías y marcó el tercer gol, le dieron la victoria por 3-1. Con este triunfo, River logró terminar con el invicto de su rival de siempre. Estos tres puntos perdidos fueron decisivos para evitar que Boca se consagrara tricampeón por primera vez en su historia.

Principales alegrías boquenses [editar]

La siguiente lista repasa los principales triunfos y alegrías boquenses, en los cuales sobresalen las eliminaciones de Copa Libertadores, la primera goleada de la historia, la máxima goleada de la historia, la mayor racha sin derrotas, haber dado la vuelta olímpica en el estadio de su eterno rival y estar invicto como local en partidos internacionales, entre otras.

 

  • Al cabo de 18 años Boca pudo resarcirse de aquella goleada de 1941. Fue el 19 de mayo de 1959 cuando en la Bombonera, con goles de José Yudica (2), Osvaldo Nardiello, Juan José Rodríguez y Pedro Mansilla acabaron con su contrincante por el mismo resultado, 5-1. Más tarde, en 1982, volvería a repetir pero esta vez en el estadio Monumental.

El penal tan recordado que le ataja Antonio Romaa Delem

  • Uno de los más recordados por el conjunto xeneize fue el del 9 de diciembre de 1962. Transcurría la penúltima jornada del campeonato, ese día Boca llegaba como único líder, y River todavía con chances de arrebatarle el título. Boca se adelantó a través de Paulo Valentim, pero a cinco minutos del final hubo un penal para River. El arquero de Boca Antonio Roma le atajó el penal al brasileño Delem adelantándose claramente. Tras las protestas inútiles de los riverplatenses, el árbitro del partido Carlos Nai Foino les soltó una frase que hoy en día es una máxima del fútbol: "penal bien pateado, es gol".[11] Boca ganó el partido y se consagró campeón en la fecha siguiente.
  • El 14 de diciembre de 1969 volvieron a enfrentarse en el final del torneo, ambos con chances. Boca le llevaba 2 puntos a River, pero el 2-2 final dejó a los últimos con la espina nuevamente. Lo más destacado de este encuentro fue que Boca pudo disfrutar de una vuelta olímpica frente a su eterno rival en su propio estadio.

Día recordado por el debut de Carlos María García Cambóncon 4 goles

  • El del 3 de febrero de 1974 fue especial no sólo porque Boca lo goleó 5-2, sino porque además fue el que tuvo mayor cantidad de goles convertido por un mismo jugador. Fue Carlos María García Cambón quien anotó 4 tantos para Boca Juniors en el día de su debut con la camiseta xeneize.
  • El 22 de diciembre de 1976 se disputó la única final de la historia entre los clásicos rivales. El escenario fue la cancha de Racing y Boca se consagró campeón del Torneo Nacional al vencer 1-0. El gol lo convirtió Rubén Suñé tomando por sorpresa a Ubaldo Fillol mediante la rápida ejecución de un tiro libre directo.[12]
  • El 10 de abril de 1981 fue el primer superclásico de Diego Armando Maradona. El famoso argentino anotó un gol durmiendo la pelota con el empeine y luego desparramando al portero Ubaldo Fillol en el área chica. Luego, con dos goles de Miguel Brindisi Boca se llevaría el 3-0 que le dio el envión que más tarde le valió el Metropolitano 81.
  • El 3 de julio de 1982 Boca volvería a repetir el resultado de la goleada de aquel 1959 que terminó con un impresionante 5-1 con goles de Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca, en dos oportunidades, y Carlos Córdoba con 2 goles y para terminar una tarde donde salió prácticamente lo que se buscó el jugador garcía de River desvió un penal.
  • Durante la década de 1990 Boca llegó a sumar la racha más amplia de la historia: 13 partidos (entre amistosos y oficiales) consecutivos sin perder contra su archirrival, consiguiendo triunfos que parecían imposibles, sobre todo teniendo en cuenta que estos años vinieron llenos de títulos riverplatenses. Una de esas victorias impensadas se produjo en un partido de primera ronda de la Copa Libertadores 1991. Después de arrancar 2-0 abajo y estar 3-1, Boca lo dio vuelta y lo ganó 4-3 con goles de Blas Giunta, Víctor Marchesini y Diego Latorre(2), quién metió el último gol del partido de tijera.
  • El 14 de Julio de 1996 volvió a ser fiesta boquense. A partir de la gran actuación de Claudio Paul Caniggia, quien marcó 3 goles, uno de ellos luego del rebote de un penal malogrado por Diego Maradona derrotó 4-1 a River.
  • Para ratificar la enorme racha positiva xeneize de la década del 90, uno de los partidos que más lo demostraron fue el del Apertura 96, un emotivo partido en el que River venía de ganar todo tipo de títulos y Boca atravesaba una larga racha negativa con una sequía de campeonatos desde 1992. Comenzaron ganando los boquenses con un gol de Roberto Pompei a los 5 minutos, pero más tarde empató Marcelo Salas con un gran derechazo al ángulo derecho del arquero. En el segundo tiempo una mano de Celso Ayala juzgada intencional por el arbitro del partido le dio el penal que más tarde convertiría Gabriel Cedres, pero minutos después, Juan Pablo Sorín volvía a igualar las cosas con un cabezazo cruzado. Pero sobre el tiempo de descuento, un muy recordado gol del uruguayo Hugo Romeo Guerra convertido con la nuca mientras buscaba la posición de la pelota, le daba el triunfo a los xeneizes, alargando una vez más una racha que a esta altura y con partidos perdidos de forma tan agónica parecía inquebrantable.
  • El 24 de mayo del 2000 fue uno de los días más felices para Boca en la historia de los superclásicos. Tras caer 2-1 en la ida de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores, derrotó a su archirival 3-0 en la Bombonera, con el recordado gol de Martín Palermo que volvía a jugar después de seis meses de recuperación de una rotura de ligamentos en la rodilla, y lo eliminó de la competencia. Luego salió campeón de América y comenzó una época dorada de la mano de Carlos Bianchi.
  • El 23 de noviembre de 2003, en el Superclásico correspondiente al torneo Apertura de ese mismo año, Boca se impone a los 42´ del primer tiempo con gol de cabeza de Sebastián Battaglia y luego uno de los goles más recordados por la gente xeneize, el gran gol del brasileño Pedro Iarley quien regateó con una bicicleta a los defensas Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio para sacar un remate cruzado duro y colocado que el arquero Franco Costanzo no logró rechazar. Boca lo venció por 2 a 0 y dejaba en la cuerda floja al técnico chileno Manuel Pellegrini, quien renunciaría al mes siguiente.
  • El clásico que podría ser el más recordado por todos, no sólo por el resultado, sino por haber estado cargado de datos que quedarán en la historia, por su significancia y por su emotivo desenlace, se dio en las semifinales de la Copa Libertadores 2004. Además de la gran relevancia a nivel competición, éste pasará a la historia por ser la primera vez que sólo se deja ingresar al público local en cada uno de los encuentros como medida de seguridad preventiva. Boca había derrotado a River por 1-0 en la ida en la Bombonera con gol de Rolando Schiavi de cabeza después de un centro desde la derecha. En el Monumental, River se adelantó con gol de Lucho González al inicio de la segunda parte pero, a 5 minutos del final, Carlos Tévez empató y provocó a la parcialidad local imitando a con sus gestos a una gallina, actitud que le costaría la expulsión. Inesperadamente en el descuento, el defensor Cristian Nasuti volvió a poner a River en ventaja y la situación se resolvería en los penales, donde venció Boca nuevamente tras el remate de Maxi López atajado por El pato Abbondanzieri.
  • El 26 de marzo de 2006 se produjo un empate a 1 en La Bombonera conseguido por los xeneizes en tiempo de descuento. Guillermo Barros Schelotto, quien no era tenido en cuenta por el técnico Alfio Basile, ingresó faltando muy poco para el cierre del partido y a los 46 minutos de la segunda etapa realizó una gran jugada que culminó en penal tras el cruce del defensor paraguayo Julio César Cáceres. El encargado de ejecutarlo fue Martín Palermo, quien al convertir cortó su racha sin goles en los Superclásicos desde su vuelta a Boca.
  • El 4 de mayo de 2008 Boca le gano a River en la Bombonera después de 3 años (Boca 2 - River 1, Clausura '05). A los 14' del primer tiempo Sebastián Battaglia anotó de cabeza tras un centro de Juan Román Riquelme, que desarmó la defensa de River cuando llamo a Rodrigo Palacio para un corner corto, cosa que hizo sacar 2 jugadores del área de River culminando en 4 hombres de River contra 3 de Boca. Luego, en un partido superado por Boca, se logró el tan esperado 1-0 y empezaron los festejos.
  • El 19 de octubre de 2008 Boca Juniors volvió a ganar en el Monumental luego de 5 años. Durante casi todo el segundo tiempo, Boca jugó con uno menos debido a la expulsión de Hugo Ibarra. Sin embargo, River no pudo crear situaciones claras de gol y el juvenil Lucas Viatri de cabeza, tras un centro de Juan Román Riquelme, marcó el tanto que le dio el segundo superclásico consecutivo a Boca.

Episodios negativos [editar]

Estos encuentros también tienen notas negativas en las que sobresale la violencia. El primero del profesionalismo, jugado el día 20 de septiembre de 1931 fue marcado por la polémica. River se puso en ventaja a los 15', pero Francisco Varallo empató para Boca rápidamente a los 28' tras un controvertido penal. El arquero de River Jorge Iribarren tapó el disparo, y también el primer rebote. Al segundo rebote, el mismo delantero boquense contó más tarde que con sus brazos le trabó una pierna al arquero para poder anotar. El árbitro Enrique Escola convalidó el gol y expulsó a 3 jugadores de River por protestar. La actitud de éstos de quedarse en el campo y no retirarse, produjo incidentes que luego se trasladaron a las tribunas.[13] Todos los jugadores de River decidieron retirarse disconforme con el fallo arbitral, por lo que el Tribunal de Penas de la Liga Argentina de Football, días después del encuentro, le dio los puntos a Boca.[14]

Tragedia de la "Puerta 12" [editar]

El 23 de junio de 1968, River y Boca jugaron en el Monumental en el marco del torneo Metropolitano de ese año finalizando el superclásico con un opaco 0-0. Sin embargo, este encuentro no sería recordado por el aspecto futbolístico. Luego de finalizado el partido se produjo la peor tragedia en la historia del fútbol argentino. En su retirada del estadio, los simpatizantes visitantes se encontraron con una trampa mortal en la Puerta 12. Nunca se supo exactamente si los portones estaban cerrados, si la policía reprimió y no dejó salir o si ambos factores se combinaron, pero la presión de la gente que intentaba inútilmente retirarse, atrapó a cientos de personas entre avalanchas de público y provocó 71 muertos. El hecho quedó impune y nunca más, nadie, ni siquiera los dirigentes boquenses, siguieron investigando el caso judicialmente.[15]

Máximas goleadas [editar]

Boca Juniors 5-1 River Plate 1959 La Bombonera Nordiello, Rodríguez, Yudica, Mansilla (B), Rodríguez (R)
River Plate 5-1 Boca Juniors 1941 El Monumental Labruna, Moreno, Deambrosi (2) (R), Boyé (B)
River Plate 1-5 Boca Juniors 1982 El Monumental Tevez (R), Ruggeri, Gareca (2) y Córdoba (2)
River Plate 4-0 Boca Juniors 1942 El Monumental Deambrosi, Labruna (2) y Moreno (R)
River Plate 0-4 Boca Juniors 1955 Cilindro de Avellaneda Pizzutti, Navarro (2) y Cucchiaroni
River Plate 0-4 Boca Juniors 1972 El Monumental Ponce (2) y Curioni (2)

Goles más rápidos de los superclásicos [editar]

  1. Pablo Ledesma de Boca Juniors a los 45 segundos (15/04/2007, cancha de Boca).[16]
  2. Norberto Menéndez de River Plate a los 60 segundos (24/11/1957, cancha de Boca).[17]
  3. Ernesto Mastrángelo de River Plate a los 60 segundos (15/10/1972, cancha de Vélez).[18]

Historial estadístico de los Superclásicos [editar]

Para confeccionar esta tabla se toman en cuenta todos los partidos oficiales y amistosos reconocidos por AFA y Conmebol más todos los datos recopilados del amateurismo. Cuando un partido es definido por penales se otorga el resultado saliente de los 90 minutos (o 120 si hubo prórroga) de juego, más allá del ganador final, y no se agregan a la tabla de goles los tantos convertidos en la definición.

  • Actualizado al superclasico del 25 de octubre de 2009.
Torneos Locales 185 67 57 61 255 245
Copa Libertadores 22 10 6 6 28 18
Supercopa 2 0 2 0 1 1
Amateurismo 10 3 3 4 14 11
Copa Competencia 3 0 1 2 3 6
Torneo Centenario 2 0 1 1 0 1
Copa Adrián Escobar 1 0 1 0 0 0
Copa Competencia Británica 1 1 0 0 2 0
SUB-TOTAL 224 81 69 74 301 279
Amistosos 103 40 31 32 143 124
TOTALES 329 121 102 106 446 405
PJ: partidos jugados
GB: ganador Boca
GR: ganador River
E: empate
GolB: goles de Boca
GolR: goles de River

Goleadores [editar] Severino Varela, con su distintiva boina blanca, se destacó en varios superclásicosde principios de la década de 1940

Ángel Labruna River Plate 16 6
Oscar Mas River Plate 12 1
Paulo Valentim Boca Juniors 10 3
Carlos Morete River Plate 9 4
Roberto Cherro Boca Juniors 8 -
Bernabé Ferreyra River Plate 8 -
Martín Palermo Boca Juniors 7 6
Luis Rongo River Plate 7 2
Alfredo Curioni Boca Juniors 7 -
Osvaldo Potente Boca Juniors 7 1
Diego Latorre Boca Juniors 6 -
Alfredo Rojas Boca Juniors 6 -
Félix Loustau River Plate 6 -
Francisco Varallo Boca Juniors 6 1
Enzo Francescoli River Plate 5 2
Diego Maradona Boca Juniors 5 -
Severino Varela Boca Juniors 5 -
  1.   En partidos de AFA, internacionales y amateurs.

Los que más partidos oficiales jugaron [editar]

Reinaldo Merlo River Plate 42
Hugo Gatti Ambos 38[19]
Silvio Marzolini Boca Juniors 37
Ángel Labruna River Plate 35
Roberto Mouzo Boca Juniors 35

Referencias [editar]

Página creada por franquito con la colaboración de toto, JackerD.

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU